Have an account?

chang~friends

Changminizada Yuuki Fic's

lunes, 7 de junio de 2010

Mi amigo...mi obsesión - 5




CAPITULO 5



YooChun



- Si que hace mucho tiempo – volvió a sonreír de una manera muy tierna que solo consiguió que yo también sonriese – estoy aquí porque Yunho ha venido a ver a alguien.

- Sigues con el? – era extraño pero no me molesto para nada que me dijese q Yuhno estaba allí.


- Si…desde el instituto no nos hemos separado – se le escapo un suspiro y luego sus mejillas se sonrojaron de una manera adorable, hay pude volver a ver al JunSu que yo había conocido – además el es uno de mis bailarines, es complicado q nos separemos mucho

- Tienes razón – no recordaba que había conseguido su sueño y ahora tenia una exitosa carrera musical – que estas haciendo ahora?

- Estoy en medio de una gira…que raro YooChun tu siempre estas muy puesto en estos temas – me dijo con esa picardía, y era verdad yo siempre supe lo ultimo de todo, música, ropa, coches, lo que hiciese falta para poder ligar con las chicas – si bueno esq vivo con un heavy…así que imagínate – el empezó a reír como con esas contagiosas carcajadas.

- Eso no es una buena excusa Chunnie – hacia tanto tiempo que no me llamaba así q me sentí hasta extraño – YooChun – de pronto se puso muy serio y me miro a los ojos – no cometas los mismos errores del pasado – no entendía a que se refería con eso…o si?




Nos quedamos mirándonos en silencio. Sus oscuros ojos parecían atravesarme y buscar en mi cabeza la respuesta que tanto quería escuchar. Que no volviese a cometer los mismo errores, no, yo no me había equivocado, la culpa fue de Jung Yunho que apareció para desbaratar toda la vida que tenia planeada con JunSu, una vida perfecta y feliz, donde solo estábamos los dos.
No…toda la culpa era de Yunho por haberme quitado mi futuro.
Bajo su mirada al ver que en mi mirada no había ni una pizca de arrepentimiento, solo estaba mi orgullo por tener a JaeJoong bajo control.




- Yo no cometo errores – dije en una posición arrogante.

- Ya…- continuaba mirando el suelo, sin decir nada…hasta que… – YooChun un día el también se ira de tu lado – sentencio mirándome ahora a los ojos con una profundidad que antes no tenían – Un día se enamorara y no podrás retenerle.

- El solo me quiere a mi – me defendí, sus palabras me dolían demasiado, me hacían recordar momentos que ya creí olvidados y enterrados

- Si estas tan seguro de eso no te diré nada mas – me dijo muy convencido de que el llevaba toda la razón y que yo me volvía a equivocar – Tengo que marcharme…adiós YooChun…



Y se giro dejándome solo allí, y con un cabreo monumental. Después de años de no vernos me venia con esas tonterías, que seguro que Yunho le había metido en la cabeza.
No me gustaba que la gente opinase de mí de esa manera, ya que yo no me equivocaba, yo siempre llevaba razón y tener a Jae apartado de todo el mundo para que no se fuese era la mejor opción para tenerle conmigo.

Y si algo recorría mi cabeza era alejar al chico nuevo, los rumores normales no servían con el, debía subir mis ataques para dejarle bien claro que Kim JaeJoong era solo mió y de nadie mas.

Me gire y a paso lento fui hasta la clase, no tenia mas ganas de estar en la universidad, y me iba a largar rápido de allí, y si podía con Joongie a mi lado. Necesitaba desquitarme de la frustración que sentía y que mejor que un buen polvo con mi compañero de piso. Entre en el aula pero allí no había nadie, algo que me sorprendió, pero enseguida caí que estábamos en un descanso. Me senté para esperar a que Jae apareciese y así poder irme con el, pero al pasar los minutos y el no llegaba empezaba a ponerme enfermo.



- YooChun oppa, que haces tan solo? – una voz dulce llamo mi atención, levante la mirada y allí estaba esa chica tan guapa – te aburres?

- Ya no – dije muy sensualmente, ya en la mañana quise invitarla a mi cama y ahora parecía una buena oportunidad – Te gustaría venir a tomar algo?

- Encantada – en un tono muy sugerente acepto mi invitación, y la sonrisa que apareció en mis labios ahora tenia una medida demasiado grande. Si Jae no venia no iba a estar esperándole toda la vida. – A donde quieres ir?

- Te voy a llevar a un sitio especial para ti – pase mi brazo por encima de su hombro y ambos salimos tranquilamente de la clase.





Un bonito restaurante, unas palabras para que se sintiese alagada y ahora ella colgaba de mi cuello devorándolo con toda la pasión que había en su cuerpo, de nuevo Park YooChun rompía moldes en las conquistas femeninas.
Mi apartamento quedaba demasiado lejos y nosotros estábamos muy calientes como para llegar sin montar algún espectáculo por el camino, lo mas sencillo era alquilar una habitación de un hotel y dejar que allí pasara de todo.

Y así fue, la subí a la cama y termine de quitarle la ropa que le quedaba. Ella me miraba con unos enormes ojos de puro deseo y yo sonreía…porq en vez de verla a ella veía a mi JaeJoong…retorciéndose bajo mis caricias y mis besos, gimiendo cada vez que tocaba algún punto estratégico.

Demostraría que el solo era mió…se lo demostraría a todos…y también a JaeJoong…






ChangMin




Solo quería que fuese un pequeño rocé…solo un suave movimiento sobre sus labios, nada mas, pero mi instinto me traicionaba. Presionaba algo mas fuerte sobre esos labios rojos, deseando que por muy poco tiempo que fuese el me correspondiese, abriese su boca y me dejase investigar un poco mas. Pero no ocurrió…


Al final tuve que separarme sin verme saciado de esta sed que embargaba mi cuerpo. Con cuidado le deje apoyado bien en la pared para que no diese un golpe contra el suelo y me levante, acercándome a las vayas para poder ver desde arriba todo el recinto, era muy hermoso, eso no podía dudarlo y no me extraña que fuese una de las universidades mas prestigiosas de toda Corea, pero yo no solo había aceptado entrar allí por que aseguraba un futuro todavía mas brillante…no…yo había entrado por que sabia que el estudiaba aquí.

Mi mente voló, una vez mas, a cuando le vi por primera vez.


Empezaba la primavera y con ella mis malditas alergias…si…lo recuerdo bien, ese día estaba bastante mal porque me dolían los ojos y no tenia mi medicina.

Me pasaba el rato quejándome delante de cualquier cosa que me prestase un poco de atención, al principio mis padres, luego el mayordomo y al final hasta el gato, pero todos se cansaron de escucharme, por lo que termine subiendo a mi habitación.
Allí me senté en el marco de la ventana y mire la calle, los niños jugaban y se quitaban ya los abrigos, parecía de verdad una estación mágica…y lo fue para mi.

No hacia demasiado que habían abierto una academia de estudios justo delante de mi casa, acudían muchísimo estudiantes para subir sus notas. Chicas y chicos que luego jugaban energéticamente cuando les daban descanso, y entre todos ellos alguien me llamo la atención de una manera alarmante, entre todas esas risas y bromas alguien se sentaba bajo un árbol con un libro de historia. Al principio pensé que no debía tener demasiados amigos y por eso incluso en el descanso continuaba estudiando; pero con los días vi que eso no era así.
El también jugaba muchas veces con los demás y dejaba sus libros a un lado. Uno de esos días supe su nombre porque todos le animaban a subirse a un gran árbol. JaeJoong. Se me quedo gravado en la mente como un tatuaje a la piel.
No termino demasiado bien ese día, ya que se había caído al subir a la primera rama y pareció haberse echo mucho daño, estuvo tres días sin ir a la academia y yo apenas podía dormir, quería saber que estaba bien.
Para gran alivio de mi alma apareció al cuarto día con una enorme sonría y energías renovadas.

Todos los días, no faltaba ni uno, me acercaba a mi ventana y observaba la hora del descanso de la academia tan solo para poder verle. En parte le tenia algo de envidia pues el parecía ser un pájaro libre, corría, subía a los árboles, bromaba con los demás chicos y yo solo podía estar en esa maldita casa observando.

Y así fue durante meses e incluso llego a los años. Quería conocerte y ya lo tenia decidido, me iba apuntar a la misma academia, seriamos compañeros de clase y tu me darías tu mano en señal de amistad…pasaba las horas fantaseando con eso. Mejore mi aspecto físico solo para poder jugar con la misma energía que tu tenias. Mis ilusiones llegaron a un punto extremo.

Pero el día que fui a por mi matricula escuche los rumores de que ya no ibas a ir mas, te habían cambiado de colegio por tus buenas notas y ahora no podrías ir a la academia.

Me deprimí.

Deje la idea de ir a la academia, si tu ya no estabas yo no quería ir.




- Pero regrese para saber de tu paradero – susurre cuando me gire para mirarle mientras dormía – como es posible que durante tanto tiempo no haya dejado de pensar en ti ni un momento…



Le vi moverse y rascarse la nariz de una manera tan tierna, que quise correr y abrazarle con fuerza, pero eso le hubiese asustado. O no…después de ver como se comportaba con su amigo no me extrañaría que también pudiese hacerlo conmigo.




- Por fin te encuentro – escuche a mi lado, sorprendiéndome al ver a la persona que me saludaba con una enorme sonrisa.

- Yunho? – pregunte asombrado al verle, mire de nuevo a JaeJoong, continuaba durmiendo, por lo que señale a mi amigo q no hiciese ruido y ambos nos fuimos a la otra parte de la azotea – que haces aquí?

- Pues quería verte – sonrió tan ampliamente que sus dientes me deslumbraron – te busque por la otra universidad pero me dijeron que te habían trasladado aquí

- Si…ya sabes mis padres – dije como si nada pero el me miro con esa picardía

- Venga ChangMin…no ha sido por eso verdad? – no podía ocultarle nada, desde que éramos pequeños me conocía a la perfección – A sido por ese chico que tanto te gustaba no?

- Si…al final lo encontré y no tarde mucho en cambiarme – me sincere con el y este solo me volvió a sonreír para luego despeinarme- Esta durmiendo allí detrás…

- Pero que habéis echo ya?? – dijo como si hubiese cometido un asesinato – pues si que vais rápido vosotros dos

- Oye no mal pienses – me defendí, dándole un golpe en el brazo – solo comimos juntos…parecía que estaba escapando de su compañero de piso

- Tendrá algo con el? – me miro mas que preocupado por si yo volvía a pasarlo mal.

- Y quien no tiene algo con Park YooCHun? – resople – ese tío se ha tirado a media universidad…

- Park YooChun? – se quedo mirándome a los ojos

- Si…ese mismo – no sabia por que se había puesto tan serio de pronto

- Escúchame ChangMin…si es el mismo Park del que hablamos ten mucho cuidado…

- Por que…Yunho no me asustes!!

- No quiero hacerlo…solo te estoy advirtiendo, si es el mismo tipo y vive con ese chico que tanto te gusta, podría ser lo mismo que ocurrió con JunSu…recuerdas? – me dijo, me costo un poco recordar la situación, pero no tarde en encontrarla entre mis recuerdos, asentí y el sonrió – pues bien, ya sabes que consiguió hacer que todo el mundo se alejase de Su y no solo eso, empezó hacerle la vida imposible, lo llamaba a todas horas o iba siempre pegado a el…

- Si, lo recuerdo, que cuando conociste a JunSu fue porq se escondía de ese loco – le conteste, ahora recordando bien todos los detalles de lo que había pasado.

- Eso mismo…Minnie…antes éramos unos niños pero ahora ya no…solo ten cuidado vale…- no podía quitar ese aire paternal que siempre tenia conmigo, y me abrazaba con fuerza

- Yunho…no te preocupes, pero si de verdad ese tipo es peligroso, lo alejare de JaeJoong.




Hubiese continuado con un discurso emocionante si no hubiese sido porque el bello durmiente se había despertado, y ahora movía su cuello para todos lados, parecía algo dolorido. Me miro y saludo, yo no tarde en decirle que se acercase, ya que estaba allí le presentaría a Yunho. Mi hyung solo me miro y me dio un pequeño golpe en el costado con esa sonrisa que quería decir tanto, y que por suerte solo yo entendía en ese momento. Nos acercamos los tres y sonreímos al mismo tiempo.



- Bueno hyung te presento a Kim JaeJoong, mi primer amigo en esta universidad – dije con todo mi orgullo e inocencia. – JaeJoong este es Jung Yunho.

- Le conozco…- sonrió, algo que me dejo sorprendido del todo

- En serio? – preguntamos Yunho y yo al mismo tiempo

- Claro, el capitán del equipo de Taekwondo del instituto…y también el novio de Kim JunSu – sonrió, satisfecho por lo que había dicho.

- Como lo sabes? – pregunto mi hyung un poco preocupado

- Me lo contó mi compañero de piso, yo ya te había visto por el instituto, pero no te conocía personalmente, aunque YooChun si – continuo explicando – …no veo a ese demonio que me había explicado

- Demonio? – ahora me sorprendí yo con lo que decía, si aun podía hacerlo mas

- Jajaja si…por lo que se ve JunSu te escogió a ti antes que a YooChun – sabia la historia?...cada vez me sorprendía mas con el – pero tranquilo…el esta bien – volvió a hacer esa media luna con sus labios y yo me perdí en ellos. Miro su reloj y se alarmo – ChangMin vuelvo a clase vale…nos vemos luego…Encantado de conocerte Yunho

- Igualmente



Salio volando de la azotea y Yunho y yo nos quedamos completamente en silencio. Mire a mi amigo y este parecía estar muy pensativo.




- Yunho…

- Oye ChangMin…Porque demonios no me habías dicho que era tan guapo??? - esa reacción consiguió que le diese un buen golpe en el costado – vale, vale…perdona…pero esq…madre…que bien echo esta!

- Yunho que no es un juguete – proteste, conocía las expresiones de mi hyung y ahora no me gustaba lo que podía estar pensando.

- Oye te lo cambio con JunSu!!

- Que te den!!




No dije más y camine yo también hacia la entrada del edificio, amenacé a Yunho que no paraba de reír con dejarle encerrado pero parecía que no le importaba.
Al final termine por acompañarle a la entrada del campus para despedirme de el y JunSu que no paraba de sonreír cuando nos volvió a ver peleando, igual que cuando éramos pequeños.





JaeJoong



Me había quedado dormido después de comer, no era tampoco algo tan raro después de todo, pero me daba mucha vergüenza haberlo echo cuando estaba con ChangMin, ponía unas caras muy raras cuando dormía y me preocupaba haber echo algún sonido extraño y haberle asustado.



- Por algo no estaba a mi lado cuando me desperté – me reñí mentalmente, echándole la culpa a mis extrañas caras – a no…espera…q había llegado su amigo…me habrá visto el también? – el puchero que se dibujo en mi cara no tenia comparación con algún otro que hubiese puesto alguna vez, el solo pensar que el amigo también me podría haber visto me ponía enfermo – voy a ir a clases para dormir sin hacer muecas…y si no existe…lo creare yo mismo…



Metido en mis pensamientos negativos llegue a clase donde el profesor todavía no había entrado, fui directo a mi sitio. Observe bien y no había ni rastro de YooChun, aunque no me pareció tampoco tan raro pues ese chico aparecía cuando quería y desaparecía acompañado de alguien.




- Quien será esta vez? – pensé mirando hacia la pizarra


- Estas bien? – su voz hizo que toda mi piel se erizase por completo, me gire para verle con una enorme sonrisa, de nuevo las imágenes del baño me atacaron, no lo entendía, antes no me pasaba y ahora de nuevo llegaban a mi. – Jae…estas muy rojo! – poso la mano sobre mi mejilla y sentí un calor alarmante por todo el cuerpo.




Pronunciando un leve “perdona” me levante de mi asiento y escape del aula, corriendo por los pasillos hasta encontrar algún sitio donde pudiese pensar…solo que había ido a parar al peor sitio que en ese momento me parecía, el baño del ultimo piso.
Fui directo a los lavamanos y allí me aclare con agua fría la cara, era verdad que estaba demasiado rojo. No me entendía, había estado toda la hora de la comida con el, hablando de cosas sin importancia y no había tenido ningún pensamiento erótico y de pronto como si de la nada aparecía todo y mucho mas fuerte que en cualquier momento.

Volví a echar mas agua sobre mi cara, luchando por quitar aquellas escenas de mi mente, y calmar el calor asfixiante que recorría mi cuerpo. Demasiado inmerso estaba problemita, que no me di cuenta cuando la puerta del baño se abrió dejando a la vista a ese niño que me estaba descolocando mi mente en tan solo un miserable día. Se acerco muy silencioso y toco mi hombro.




- Jae…estas bien? – pregunto con un hilo de voz, se le notaba demasiado preocupado – saliste corriendo y te seguí…

- Perdona – muy bien, de momento mi voz sonaba normal – es solo q me sentí un poco mareado – una mentira piadosa la decía cualquiera.

- Si quieres te acompaño a tu casa…hoy estas un poco jodido con todo – y no lo sabia bien, pero mas q nada por su culpa.

- Creo q tienes razón, me iré a casa – no quería verle demasiado, solo por si no era capaz de controlarme y terminaba por hacer lo que había pensado horas atrás.

- Quieres q te acompañ…

- NO!! – ahora me había pasado, no tenia porque gritarle, pero lo había echo – perdona ChangMin…

- Tranquilo… - su sonrisa se volvió tan triste que me partió el alma – yo avisare a los profesores que quedan para…para q no te digan nada mañana…

- ChangMin… - le agarre antes de que se fuera pues se le veía que quería hacerlo en ese mismo momento – perdóname de verdad…yo…estoy algo susceptible ahora y la pague contigo…



No me lo esperaba, quizás el tampoco, pero en ese momento el cuerpo del pequeño se pego a mi, estrechándome con fuerza. Mi corazón latió con tal fuerza que pensé que el podría escucharlo, o peor aun sentirlo. Coló su nariz en mi cuello y aspiro con fuerza, haciendo que todo mi ser se pusiera en alerta. Permaneció así un rato, yo no fui capaz de moverme un milímetro, empezando porque no entendía nada y terminando por que me gustaba tenerle así…
Lentamente ChangMin fue el que se alejo, para mirarme a los ojos, que ahora brillaban al igual que los de YooChun cuando veía alguna chica que le gustaba para llevarla a la cama. Me volví a estremecer de arriba abajo cuando sus brazos acariciaron los míos y una sonrisa asomo en su cara.




- Tranquilo Jae – dijo con una voz dulce, pero a la vez me resultaba…¿sensual? – mañana nos vemos vale

- Va…vale…a…adiós – tartamudee como un idiota cuando el salio por la puerta, dejándome completamente solo en aquel baño. – mas tonto y no nazco…



Cuando conseguí normalizar bien mi respiración y todo mi cuerpo en si, fui directo a mi departamento, no podía sacar de mi cabeza todo lo que había sentido con ese abrazo, era algo que no había experimentado nunca, aunk me hubiese sentido incomodo me había gustado demasiado estar así con el.

Subí directo y entre sin decir nada, como esperaba YooChun no estaba. Necesitaba un buena ducha fría, corrí hacia el baño y allí sin esperar que el agua se caldease un poco me metí, notando el frió por toda mi piel, calmando un poco el calor que aun amenazaba con que terminase masturbándome como un colegial de quince años cuando toca a la chica que le gusta.
Con la diferencia que a mi no me gustaba ChangMin…

Aceptaba que era un chico muy guapo, que tenia una bonita sonrisa y una inocencia inmaculada…

…además de un torso digno de corromper junto al resto de su cuerpo.

Sacudí una vez mas la cabeza, con esos pensamientos ni el agua fría me ayudaría a bajar mi excitación que parecía que por minutos iba en aumento.



Y de un golpe de suerte escuche la puerta de la calle abrirse, mi compañero había llegado. Salí de la ducha y fui directo a su encuentro, sin preocuparme por tapar mi desnudez o si el iba acompañado. Aparecí en el salón y cuando YooChun se giro el asombro se reflejo por toda su mirada.



- Jae que haces así? – me pregunto, pero no conteste, empecé a acercarme a el, mordiéndome el labio – quieres jugar? – pregunto ahora con una enorme sonrisa al ver que iba directo a buscarlo.

- Venga YooChun…véngate por lo de esta mañana – le provoque, recordando lo que había echo en la mañana con el.

- Eres un… - y no deje que continuase, me apropie de sus labios con una fuerza que hizo que temblase ligeramente y tuviese que aguantarse en algún lado para no caer. – Vamos a la habitación… - gimoteo sobre mis labios



Pero yo no quería ir a la habitación, no, yo le quería ahora, quería que me hiciese de todo y así, que calmase ese calor que sentía tan solo en pensar en ChangMin. A tirones le senté en el sofá conmigo encima, no iba a perder demasiado el tiempo.
Moví mis caderas sobre sus pantalones, sintiendo como su sexo iba creciendo debajo de mi, haciendo con esto que me calentase mas. Abrí su camisa, arrancando muchos de los botones, luego me regañaría pero me daba lo mismo.
Mordí su cuello, arrancándole algunos gemidos, lo estaba llevando a la misma locura y lo sabia.
Sus manos ya estaban moviéndose con fuerza sobre mi pene, y yo solo gemía.
Levante un poco mi cadera, para desabrochar su pantalón y tirar de el, lo justo para que ese miembro duro quedase a relucir fuera de los bóxer.




- estas que no te reconozco...- gimió, yo solo estaba perdido en el deseo y el placer.


- Cállate… - le gruñí.


Ya estaba mas que acostumbrado y sin dudarlo demasiado me senté sobre ese trozo de carne duro, cerré los ojos con fuerza aun dolía, pero no me importaba, solo quería librarme de lo que mi mente me proyectaba…

…su piel morena…

…su respiración entrecortada por su propio placer…

…labios resecos…

…su torso cubierto por su sudor…


De nuevo esas imágenes en mi mente transportándome rápidamente a otro lugar, alejándome de YooChun para llegar hasta aquel cubículo del baño, donde el pequeño jugaba consigo mismo. Sus gemidos llenaban mis oídos, me nublaban la mente, haciendo que me perdiese en el delirio, moviendo mis caderas con fuerza contra YooChun que solo era capaz de gemir agarrando fuerte mi miembro, dándome todavía mas placer del que ya sentía perdido en mis recuerdos.

La esencia de mi amigo llenaba mi interior, a mi no me quedaba demasiado, gemía sin control, quería llegar, gritarlo, que todo el mundo me escuchase. Me note explotar en unos segundos.



- ChangMin!!!




Continuara…

1 comentarios:

xochiquetzal dijo...

>_< dijo su nombre frente a Yoochun... no se por que pero me agrado la idea de que Jae usara a Yoochun para desfogarse de lo de Changmin, xD
Los dos se traen ganas *o* k chicos estos

Publicar un comentario

Changmin x all♥~ X'DDDD